Dirección: C/ Prolongación Corredera, 21. Bajo 18800 Baza. Granada. Tlf: 958 86 09 29 Email: info@gestoriamesas.com

Dirección: C/ Prolongación Corredera, 21. Bajo 18800 Baza. Granada. Tlf: 958 86 09 29 Email: info@gestoriamesas.com

El presupuesto es de 15 millones con un máximo de 3.000 euros por petición y habrá un mes para solicitarlas una vez se abra el plazo

A partir de la próxima semana, una vez se publique la convocatoria en el Boletín Oficial del País Vasco, habrá un mes para solicitar las ayudas directas dispuestas por el Gobierno vasco para ayudar a «sobrevivir» a los autónomos y pequeñas empresas del comercio, la hostelería y el turismo. Se trata de subvenciones a fondo perdido para pagar los alquileres o las cuotas hipotecarias de los locales, así como los gastos de stock de temporada o los servicios de asesoramiento. El importe máximo por solicitud es de 3.000 euros. Dado que el presupuesto es de 15 millones de euros, si todos piden el tope dará para 5.000 negocios.

Los detalles los expuso ayer la consejera de Turismo, Comercio y Consumo, Sonia Pérez, que hizo hincapié en que el sistema de adjudicación no se hará por orden de presentación tras el caos que se produjo con las de Lanbide para los autónomos. Para empezar su presupuesto era de solo tres millones de euros, con lo que apenas alcanzaba para 1.000 personas. Pero lo peor fue que se priorizaba a los más rápidos en tramitar la solicitud, lo que causó el colapso de la web por la avalancha.

A raíz de ese episodio tan desafortunado, el lehendakari se disculpó y amplió el presupuesto hasta los 30 millones de euros. La mitad se destinó a reforzar la convocatoria de Lanbide, que ahora podría alcanzar a más de 5.000 personas. La otra mitad se asignó al departamento de Turismo y Comercio con objeto de incluir también a las pequeñas empresas y a los autónomos societarios, que quedaban fuera.

Esta nueva convocatoria ha permitido corregir los errores de Lanbide. Así, la adjudicación no se hará por orden de entrada, sino que se asignará una puntuación a los solicitantes que cumplan los requisitos: pueden acceder los autónomos, micropymes y pequeñas empresas del comercio, hostelería y turismo cuya actividad se haya suspendido totalmente en el periodo de alarma sanitaria o que hayan sufrido una reducción en las ventas superior al 75 %. «Tendrá la misma oportunidad la primera solicitud que la última», subrayó Pérez. Eso sí, el plazo para presentarlas es de un mes desde que el día 26 se publique la orden para el turismo y el 29 la del comercio. Ambas están dotadas a partes iguales de 7,5 millones.

Aportaciones compatibles

Para la baremación se tendrán en cuenta varios criterios: el grado de afectación, la antigüedad del negocio (más posibilidades para los más nuevos) y el concepto de gasto para el que se pide subvención. Así, se pondrán en primer lugar el coste del alquiler del local o de las cuotas hipotecarias de los tres meses a contar desde el estado de alarma hasta el 31 de agosto. En segundo lugar, el stock de temporada adquirido antes del 14 de marzo. Y, por debajo, otros gastos como los de suministro, servicios de asesoría o de afiliación a asociaciones.

La consejera también quiso dejar claro que las subvenciones son «compatibles con otras ayudas, siempre que no se supere el coste del concepto subvencionado». Las asociaciones de los sectores beneficiarios del programa se mostraron ayer satisfechas por sus condiciones. «A diferencia de las de Lanbide, incluye a los autónomos societarios y al pago de hipotecas, no solo el alquiler», señalo Rafael Gardeazabal, de bilbaoDendak. «Es positivo que hayan incluido los gastos de stock, aunque no les otorgue la máxima puntuación», añadió Santi Reyes, de Euskaldendak.

Fuente: elcorreo.com